La familia de Gilson

Maria Helena, la madre de Gilson

Maria Helena, la madre de Gilson

Gilson vive en casa de su madre Maria Helena, una señora muy activa que sale todos los días a pasear por la ciudad y que dedica varias horas por semana a coordinar actividades infantiles en la iglesia Asambéia de Deus. Su pasión son los relojes: tiene más de 200 en su pequeña sala de estar. “Mi casa también se ha convertido en un punto turístico”, asegura con una sonrisa. Su hijo acostumbra terminar las visitas guiadas en la casa de su madre.

La pasión de Maria Helena por los relojes no tiene límites

La pasión de Maria Helena por los relojes no tiene límites

Ella siempre está en movimiento: cocinando, limpiando o preparándose para salir. Reconoce que es muy callejera. “Llevo 40 años en el morro. No me iría de aquí por nada en el mundo”, dice con firmeza. Maria Helena se gana la vida limpiando casas en la ciudad por 100 reales al día (unos 40 euros). “Hoy ya nadie quiere hacer este trabajo. El país está cambiando y todas las mujeres prefieren trabajar en un supermercado o de cualquier otra cosa”, explica con un acento casi incomprensible, que requiere toda mi concentración.

Lucas, el sobrino de Gilson

Lucas, el sobrino de Gilson

Con ella vive su nieto Lucas, de 12 años. Su padre se fue a vivir a Pavuna, un barrio de la periferia de Rio, y él prefirió quedarse en la favela.
Lucas es un ser nocturno. Tiene un mal despertar. Arranca el día con un humor de perros y poco a poco se vuelve más sociable, hasta convertirse en un niño simpático y hasta cariñoso. Está obsesionado por conocer mi edad. Ya le he dicho que tengo más años que Cristo y menos que Madonna, pero no se conforma con esta respuesta. Jura que va a descubrirlo antes de que me marche de aquí.

Ventana religiosa

Ventana religiosa

La familia de Gilson es grande. Ya he conocido a dos de sus hijos, Thayna y Dylan. Tayna tiene 15 años y vive en el morro de Cantagalo. Es muy divertida y tiene una sonrisa encantadora. Toca en grupo de batucada. Lo curioso es que la vi tocar hace una semana en Ipanema. Iba en bicicleta y me paré a escuchar este grupo de niños y adolescentes en plena faena. Ella me ha confirmado que su grupo sale todos los domingos a tocar cerca de la plaza General Osorio. ¡Qué pequeño es el mundo!

Tayna, la bella

Thayna, la bella

Dylan es más reservado, todavía no he hablado mucho con él, pero en fin, sólo llevo aquí 24 horas.

Dylan, uno de los hijos de Gilson

Dylan, uno de los hijos de Gilson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s