El bareto de Paulo

En la favela se lleva todo al hombro

En la favela se lleva todo al hombro

El bondinho de Santa Marta es un hervidero. No sólo sirve para transportar a moradores y a turistas; también se usa para sacar la basura del ‘morro’ y para llevar todo tipo de mercancía.

No hay otra forma de llevar las cosas por la favela

No hay otra forma de llevar las cosas por la favela

Una vez que sales del funicular, quedan muchos peldaños hasta el destino final. De día, la favela es un ir y venir constante de personas cargando de todo en el hombro: ladrillos, madera, muebles, garrafas de 20 litros de agua, comida…

Paulo no debería cargar peso

Paulo no debería cargar peso

Paulo tiene un bareto cerca de la cuarta estación. Ha hecho la compra para el fin de semana y no hay nadie que le pueda ayudar a llevarla hasta su bar.

–       Mi familia se ha ido al mercado a hacer la compra para la casa.

–       ¿Y quién lleva todo esto?

–       Yo, qué remedio. Y eso que no debería levantar peso. Llevo 40 años cargando kilos y kilos en la espalda. Hace poco se me abrió el músculo de la barriga. Dos centímetros de fisura. Me operaron y me dijeron que nada de cargar peso. Y aquí estoy, otra vez.

–       ¿Y no puedes pedir ayuda a alguien?

–       ¿Ayuda? Aquí te piden dinero por cualquier cosa. Para llevar esta compra, 40 reales. ¿Y sabes cuánto gano en un día de trabajo, si todo va bien? 30 reales. No me lo puedo permitir.

–       ¿Tanto?

–       Sí, aquí la gente no quiere trabajar. ¿Ves aquel edificio que están construyendo allí abajo? Los obreros ganan 30-35 reais por día, unas 10 horas de trabajo. Y aquí le pides a un joven que te lleve las cosas y por un solo viaje quiere 40 reais. No hay derecho.

"Te piden 40 reais por llevarte la compra al bar y yo gano 30 reais al día"

“Te piden 40 reais por llevarte la compra al bar y yo gano 30 reais al día”

Le cuento la historia a Tia Helena y enseguida me pregunta:

–       ¿Quién es Paulo?

–       El dueño del bar.

–       No me suena. ¿Tienes una foto de él?
(Mira la pantalla de mi cámara y sonríe).

–       Ahhhhh, querías decir ‘Velho’.

"Le dicen Velho". En la favela todo el mundo tiene apodo

“Le dicen Velho”. En la favela todo el mundo tiene apodo

–       No sé, le he preguntado el nombre y me ha dicho Paulo.

–       Pero aquí todo el mundo le conoce como ‘Velho’.

–       ¿Por qué?

–       Aquí todo el mundo tiene un apodo. Yo ni sabía que se llamaba Paulo.

Anuncios

Un pensamiento en “El bareto de Paulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s