778

778 escalones separan la cima del 'morro' del asfalto

778 escalones separan la cima del ‘morro’ del asfalto

788 escalones separan el ‘morro’ de Santa Marta del asfalto. 778 eternos escalones. Hasta mi casa, son tan sólo unos 550. Si se te olvida algo, claramente no regresas a por ello. Porque los días que el bondinho funciona (cuando no está roto el primero, está roto el segundo), hay tanta cola que te puedes tirar una hora esperando. Estos 788 se te quedan grabados en las piernas, en las pantorrillas, en los talones, en los pulmones, en los poros de la piel de tanto sudar la camiseta para subir… Sólo viviendo aquí te das cuenta de lo que supone vivir 778 escalones por encima del nivel del mar.

Hasta mi casa 'sólo' hay 550 escalones

Hasta mi casa ‘sólo’ hay 550 escalones

Santa Marta es quizás la favela más vertical de Rio e Janeiro. No hay calles, sólo escaleras. Por lo tanto, no puedes subir de furgoneta o moto taxi. Sólo hay 788 malditos escalones.
El otro día antes de la sesión de cine, Robespierre (no es coña, es su nombre) proyectó este videoclip del rapero Fiell. Se llama ‘778’. Nunca me había sentido tan identificada con una canción. Ojo, comienza en el minuto 2’ 40’’.

https://www.youtube.com/watch?v=EqKWxkLmJCE

Por cierto, el que habla antes es Zé Mário, el presidente de la comunidad de moradores. Todos los días Zé Mário comunica a través de los altavoces las últimas novedades a los 5.000 habitantes del ‘morro’: se aplaza a sábado el partido de fútbol femenino con las chicas de Borel, otra favela pacificada; no es verdad que falta agua en las casas, como dicen algunos; tenemos una reunión tal día para hablar de tal cosa…
Estoy detrás de él para hacerle una entrevista. Es un personaje y siempre está ocupado. Su hermano (son dos gotas de agua) dice que cuando quiere trabajar, no aparece por la asociación porque todo el mundo quiere hablar con él. “Como você”.

Subir y bajar. Bajar y subir.

Subir y bajar. Bajar y subir.

La noche del samba descubrí que ‘778’ también es un corto. La protagonista es la misma chica que me retó a conocer la Alta, la favela no pacificada con las mejores fiestas funk de Rio. Aquí va el clip con subtítulos en español. Es la historia de un chico que se olvida la carne en un bar que está en la entrada de la favela y tiene que volver a bajar y a subir. Bajar y subir. Subir y bajar. Sólo quién vive aquí puede entender lo duro que es. Juro.

https://www.youtube.com/watch?v=u0D2qGxftVw

Anuncios

Un pensamiento en “778

  1. Pingback: El comité revolucionario de Santa Marta | Historias de la pacificación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s