Otro capitalismo es posible

En la oficina de Rio + Rio

En la oficina de Rio + Rio

Cerca de la segunda estación del bondinho hay una agencia de comunicación llamada Rio+Rio. Es un espacio moderno, reformado con gusto, ni parece que estamos en una favela. Allí trabajan Camilo Coelho, el periodista carioca que me está ayudando con mi proyecto fotográfico, y Aline, una experta de marketing y comunicación. ¿Qué hacen? Impulsar colaboraciones entre marcas y proyectos sociales para contribuir a consolidar de una forma sostenible la utopía de la pacificación.
http://www.nbscom.com.br/

Rio+Rio abrió en 2012 su oficina en Santa Marta

Rio+Rio abrió en 2012 su oficina en Santa Marta

El día que me acerco a Rio+Rio hay una reunión con una empresa de comunicación que usa el lenguaje del funk carioca para poner en marcha proyectos sociales y empresariales en varias favelas pacificadas.
www.dharmagencia.com
Dinho, el dueño de la agencia, quiere lanzar una guía de empresas que operan en las favelas para que la gente del asfalto pueda contratar sus servicios con todas las garantías. Habla incluso de la posibilidad de establecer mecanismos de trueque del tipo: me arreglas la ducha y yo te regalo una consulta porque soy médico. Su proyecto, desarrollado en un Power Point animado y con un diseño atrevido, contempla la posibilidad de lanzar también una aplicación para móviles.

Aline, Dinho y Camilo durante la reunión

Aline, Dinho y Camilo durante la reunión

El fin último es establecer una red de servicios vía Internet para ampliar la cuota de mercado de los profesionales de las favelas, discriminados antes de la pacificación por el miedo atávico de los cariocas a ser asaltados. Pedro, un joven tímido del barrio de Irajá, de la zona norte de Rio, explica la propuesta con todo lujo de detalles. “Queremos que los jóvenes empresarios aprendan desde el minuto uno a hablar en público y a defender sus  propuestas”, destaca Dinho.

Pedro presenta su proyecto a Camilo y Aline

Pedro presenta su proyecto a Camilo y Aline

Pedro propone tres localizaciones para la guía: la favela de Maré, en proceso de pacificación; el Morro do Alemão y Santa Marta. Y sugiere que Rio+Rio supervise el proyecto. Enseguida la conversación toma un tono más pragmático. “Yo haría el proyecto piloto aquí en Santa Marta”, propone Aline.

¿Qué gana una agencia de comunicación como Rio+Rio apadrinando un proyecto como éste? “Es puro marketing”, me explican Camilo y Aline. No se trata tanto de hacer publicidad o de vender productos a los nuevos consumidores de las favelas, sino de fortalecer la marca y su prestigio. “Hoy las empresas necesitan demostrar al nuevo consumidor del siglo XXI que tienen un comportamiento ético, un compromiso con los actores sociales y una voluntad firme de invertir parte de sus ganancias en proyectos que realmente ayuden a desarrollar comunidades desfavorecidas como las favelas pacificadas”, me explican.

Rio+Rio pretende canalizar la inversión de grandes marcas hacia las favelas pacificadas

Rio+Rio pretende canalizar la inversión de grandes marcas hacia las favelas pacificadas

Aline me habla del libro ‘La riqueza en la base de la pirámide’, del economista indio C.K.Prahalad y de su concepto sobre la evolución. “Desde el año 2002, cuando Prahalad publicó su primer artículo, hasta 2010, cuando salió la segunda versión de su libro, se ha pasado del concepto de nuevo mercado consumidor al de nuevo engranaje productivo”, señala Aline. Me muestra un Power Point con los principios fundacionales de Rio+Rio y destaca una cita del Prahalad: “No es suficiente tratar con respecto al consumidor; debemos también garantizar que todos puedan participar en la economía global como microproductores, microempresarios y microinversores”.

prahalad  Prahalad 2

Una idea se abre camino en mi cabeza: otro capitalismo es posible. Y los países del BRIC y las nuevas economías en pleno auge lo han entendido perfectamente: ya están usando la tecnología de la información para (intentar) crear un nuevo orden social y económico, más justo y quizás más sostenible. “Incluso Bill Gates habla hoy en día de capitalismo creativo”, añade Aline. “Este sistema tendría una doble misión: generar beneficios y mejorar la vida de aquellas personas que no se benefician enteramente de las fuerzas del mercado. Para que sea sostenible, necesitamos usar el incentivo del beneficio siempre que podamos. Sin embargo, no siempre hay beneficios cuando las empresas intentan cubrir las necesidades de los más pobres. En estos casos, es preciso otro tipo de incentivo, y este incentivo se llama reconocimiento”, escribió Bill Gates en su libro ‘El capitalismo creativo’, publicado en 2008.

_DSC4832

“Rio+Rio no hace propaganda en las favelas, ni está aquí para vender productos. Tenemos una visión más sistemática del asunto”, subraya Aline. “Nuestra misión es apoyar proyectos de iniciativa privada que promuevan transformaciones positivas en las comunidades pacificadas y que, además, sean rentables”, añade. Esto implica ofrecer servicios que mejoren la vida de los moradores de las favelas pacificadas; generar rentas; promover la transformación del espacio físico; promover el acceso al conocimiento y a nuevas oportunidades de trabajo; y fortalecer la autoestima y el sentimiento de pertenencia a estas comunidades. A cambio, según los fundadores de Rio+Rio, las empresas consiguen fortalecer su marca, ampliar su cuota de mercado, porque una comunidad próspera consume más, y fidelizar el talento dentro de la empresa, ya que este tipo de iniciativas suelen contar con el apoyo de los trabajadores.

André Lima, el fundador de Rio+Rio

André Lima, el fundador de Rio+Rio

Detrás de todo esto hay una persona, un soñador, un empresario con ideales, un publicitario comprometido. Se llama André Lima y es el dueño de una agencia de comunicación bastante importante en el panorama brasileño: NBS, No Bullshit. Ha creado Rio+Rio para aportar su granito de arena a la consolidación de la pacificación.

El proyecto Rio+Rio aspira a ser autosuficiente y a poder reinvertir sus beneficios en cada vez más proyectos sociales. De momento, están trabajando para recuperar la inversión inicial, aportada por los socios de NBS. Le digo a Camilo que me gustaría conocer a André. Y no puedo evitar pensar que en Europa lo estamos haciendo fatal: prestando dinero a los bancos para que lo presten al Gobierno y se lucren con ello; permitiendo que nuestros politicuchos se enriquezcan a nuestras costas; y un largo etcétera de disparates que nos han llevado a la ruina en tan sólo cinco años.

Otro capitalismo es posible. Aquí está la prueba: cada vez más empresas intentan hacerse un hueco en el mercado con proyectos sociales que pretenden ser rentables y sostenibles; pequeños empresarios montan su chiringuito sin esperar a que ‘alguien’ les ofrezca un trabajo fijo; y periodistas y publicitarios ponen su talento al servicio de estas nuevas ideas para crear sinergias e interacción. O estoy soñando despierta, o hay otra forma de hacer las cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s