Lucas y su peonza

_DSC6562

Ayer me encontré a Lucas cerca del bondinho. Iba con unos amiguitos y no me saludó.

–        Hola Lucas.

–        (Silencio)

–        Holaaaaaa.

–        Habla con la chica, le dice un amigo.

–        (Silencio)

–        Vamos a pie que hay mucha cola en el bondinho.

Y se fue sin despedirse.
Cuando volví a casa, después de la sesión de cine de Pierre en la plaza de Michael Jackson, le pregunté por qué no había querido hablar conmigo.

_DSC6525

–        No es verdad, sí que te he hablado.

–        ¿Perdona? Me has ignorado.

–        No.

–        Sí, yo creo que te daba vergüenza de que te vieran conmigo. ¿Sabes una cosa? La próxima vez que te atrevas a no saludarme, te planto dos besos en las mejillas. Delante de todos tus amigos. Avisado estás.

_DSC6512

_DSC6564

_DSC6531

Al rato, Lucas sube a mi cuarto con su peonza y empieza a lanzarla encima de mi cama. Cuando ve que saco la cámara, se empecina en que haga la foto de justo cuando consigue colocarla en la palma de la mano.

_DSC6529

Tras varias peripecias (la peonza desaparece debajo del armario, se escapa hacia la terraza), lo conseguimos. ¡Bravo Lucas!

_DSC6555

_DSC6574

–        Ahora me dejas dormir, ¿eh?

–        Noooooooo.

Ya se ha cabreado otra vez. No le gusta que cierre mi cuarto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s