Una vida provisional

_DSC1219

Rosilene vive desde hace tres años en una sala de 60 metros cuadrados, que era usada para reuniones y conferencias. Su ‘hogar’ está en el Brizolão de Cantagalo, al lado de una radio que lleva dos años cerrada. No tiene paredes, es un espacio diáfano en el que convive con su marido, sus cinco hijos de 18, 15, 10, dos años y 10 meses, y su hijastra de ocho años.

Rosilene vive desde hace tres años en el Brizolão de Cantagalo

Rosilene vive desde hace tres años en el Brizolão de Cantagalo

_DSC0115

Es la solución ‘provisional’ que le ofreció el Ayuntamiento de Rio tras derribar su barraca de madera ante el riesgo de un posible derrumbe. Y es la otra cara del Programa de Aceleração do Crescimento (PAC), un proyecto empezado en 2008 en varias favelas de Rio, cuyo objetivo es construir viviendas, escuelas, centros médicos y una red de transporte, como el teleférico del Complexo do Alemão. “Yo era mucho más feliz en mi barraca de dos metros por dos. Por lo menos era mía y no tenía esta sensación de vivir de prestado”, asegura con su voz dulce.

_DSC1197

_DSC1172

Rosilene nació hace 33 años en la Rocinha, considerada la favela más grande de América Latina. Llegó a Cantagalo a los tres años. Se quedó embarazada a los 14. “El padre me abandonó. Todo el mundo me decía que era una locura seguir adelante con el embarazo, que lo diese en adopción, que abortase… Pero yo quería a mi hijo y nunca me arrepentí de mi elección”.

Rosilene se quedó embarazada a los 14 años

Rosilene se quedó embarazada a los 14 años

_DSC1980

En 2007 recibió los papeles de su casa, pero en 2010 fue derribada. Desde entonces, está a la espera de una nueva vivienda, y su situación se complica cada vez más. El Ayuntamiento amenaza con desalojarla del Brizolão sin ofrecerle una solución. “Me dejaron sin identidad al echarme de mi propia casa. Ya no tengo mi puerto seguro. Ahora vivimos una vida prestada. No es agradable”.

_DSC1198

_DSC1225

Rosilene hace manicura a domicilio. Su marido es técnico de aire acondicionado. Sus dos hijos más pequeños nacieron aquí, en el Brizolão. “Podría irme a casa de mi madre, en la Rocinha, o de mi abuela materna. Pero sinceramente, somos ocho. ¿Quién puede hacerse cargo de nosotros? Ni a tu madre le puedes pedir un favor de este tipo. Además, no me parece justo. Ellos me arrancaron mi casa que yo misma había construido, la derribaron, me prometieron otra. ¿Por qué debería irme de aquí? No es mía la culpa de lo que ha pasado. Y no quiero depender de la ayuda de los parientes”.

_DSC1175

_DSC1187

En el Brizolão, Rosilene tiene luz, agua y gas, pero hasta hace poco no le dejaban tender la ropa en la veranda, de las que goza de una vista privilegiada sobre la Lagoa. Cuenta que cuando la radio funcionaba aún, usaban la terraza de su casa para hacer barbacoas y traer a turistas extranjeros de visita. “Me tenían prohibido que los niños jugasen fuera. Tenían su negocio montado y no querían que nadie estropease sus ganancias”, cuenta.

_DSC1236

_DSC2219

Ahora ya que la radio está cerrada, ya puede usar el espacio a su antojo, aunque muchos vecinos no ven con buenos ojos que goce de este privilegio. “Estoy luchando para tener mi esquinita, una casa que pueda decir que es mía, de mi marido, de mis hijos, de la que nadie nos pueda echar. Incluso me iría a otra favela si me ofreciesen una solución. El único problema es que tengo aquí una bisabuela de 83 años, no tengo a nadie que cuide de ella y tampoco quiero dejarla sola”.

_DSC2178

_DSC2023

Pese a todo, Rosilene sonríe todo el tiempo. “No sirve de nada llorar o quejarse, contar una y otra vez mis problemas y agobiarme por ellos. Yo quiero ser feliz. Tengo cinco hijos maravillosos y un marido que me engaña todo los días diciéndome que me quiere. Y yo finjo creer a sus palabras. Somos felices, a pesar de todo. Tengo una madre que me quiere locamente y una viejecita (la bisabuela) que es deliciosa. ¿Qué más le puedo pedir a la vida?”.

_DSC2193

_DSC2196

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s