El café de George

_DSC4306

De Goiânia, cerca de Brasilia, a Londres y de Londres a Vidigal, la favela con las mejores vistas de las playas de Ipanema y Leblon. A sus 39 años, George acaba de deshacer una vida y de comenzar otra. Vivió 15 años en la capital del Reino Unido, donde hizo todo tipo de trabajos, desde mudanzas hasta camarero. Casado con una italiana durante nueve años, tuvo en los últimos cuatro años un motocarro Ape en la estación de metro de Balham, en el sur de Londres, donde servía cafés calientes a los trabajadores.

_DSC4310

–       Mi sueño era dar la vuelta al mundo en mi motocarro, sirviendo cafés.

–       ¿Y lo hiciste?

–       No, pero quiero hacerlo aquí, dar la vuelta a todo Brasil.

Un día, se dio cuenta de que tenía mucha saudade por su país natal y regresó, sin más.

_DSC4298

–       ¿Cómo acabaste en Vidigal?

–       Era un viejo sueño que tenía desde antes de irme a Inglaterra: vivir en Rio de Janeiro. También quería hacer algo para una comunidad. Con la pacificación ya es posible. Visité varias favelas: Santa Marta, Chapéu Mangueira… pero cuando llegué aquí a Vidigal me quedé prendado con las vistas, y decidí quedarme.

_DSC4321

George ha alquilado un cuarto en una casa con terraza panorámica y acaba de abrir un quiosco, donde pretende servir café, zumos naturales, batidos y sándwiches. Paga 400 reales al mes de alquiler del local (unos 150 euros) y 300 reales de alquiler de la máquina de café (unos 115 euros).

_DSC4314

–       ¿La empresa que te alquila la máquina de café sabe que estás en una favela?

–       ¡Claro!

–       ¿Y no te pone pegas?

–       Para nada.

–       ¿Sabes que hace cinco años estos habría sido imposible? Las empresas tendrían miedo de un robo.

–       Ya, pero yo tampoco habría estado aquí. Eso es lo que tiene la pacificación.

_DSC4299

Goerge quiere dar un toque solidario a su nueva empresa. Ya tiene un pequeño servicio de bookcrossing, en el que los moradores pueden coger los libros gratuitamente. Y en cuanto el bar empiece a ser rentable, quiere organizar dos veces al mes el día sin dinero: los clientes tendrán una consumición gratis a cambio de un kilo de alimentos no perecederos, que él quiere donar a alguna institución que pueda necesitarlos.

–       Va a ser en otra favela, aquí me dicen que ya no hace falta.

_DSC4304

Vidigal es considerada la favela chic de Rio. Hay quien dice que ya ni es favela, que es barrio, Leblon para ser más exactos, o sea, la zona más exclusiva de la ciudad. En realidad, falta mucho para ser un barrio de verdad: las casas son precarias; el sistema de canalización también; el trasiego de moto taxi subiendo y bajando todo el tiempo genera un ruido infernal… Pero aquí como en otras favelas pacificadas, los precios de la vivienda ya está por las nubes. Y las fiestas en lo alto de la favela se cobran como en los clubes más exclusivos.
Es la historia de siempre: barrio en el aspecto comercial, favela cuando hablamos de servicios…

Anuncios

3 pensamientos en “El café de George

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s