Ocupación a golpe de pistola

Vila-Kennedy

Hubo un tiempo, el año pasado, en que la pacificación parecía un fenómeno rutinario. La Policía anunciaba que entraría en tal favela en tal día y la noche anterior los narcotraficantes abandonaban el lugar sin gastar ni un proyectil. Es lo que ocurrió por ejemplo en abril de 2013 en Cerro-Corá, Guararapes e Vila Cândido, tres favelas situada en la zona turística del Corcovado.
http://historiasdelapacificacion.com/2013/05/10/pacificacion-o-ocupacion-armada/

Las cosas han cambiado y mucho desde entonces. La semana pasada se llevó a cabo la pacificación del Vila Kennedy, una favela ubicada en Bangú, conocida por ser sede una cárcel de máxima seguridad. El objetivo era implantar la UPP nº 38. Pero esta vez la cosa no fue tan fácil: hubo 80 detenidos y seis muertos a mano de la Policía, entre ellos un menor, en unos enfrentamientos armados que aterrorizaron la población civil.

La comunidad fue inaugurada a toda prisa el 20 de enero de 1964 para dar cobijo a los moradores de varias favelas desmanteladas durante el Gobierno de Carlos Lacerda: Pasmado, Esqueleto (cerca del Maracanã), Praia do Pinto, Ramos y otras localidades. La construcción de este complejo residencial fue realizada gracias a un proyecto llamado ‘Aliança Para o Progresso’ y creado por el presidente de EE UU John Kennedy, con el fin de financiar proyectos sociales en América Latina, en la época de la lucha contra el comunismo.

Brasil por aquel entonces firmó un acuerdo con EE UU y pasó a formar parte de la lista de los países latinoamericanos beneficiados. El nuevo barrio iba a llamarse Vila Esperança, pero su nombre cambió en homenaje al presidente de los Estados Unidos, que entretanto había sido asesinado.

Efectivos-Vila-Kennedy

Con los años y el florecer del narcotráfico, la comunidad se convirtió en una zona marginal, dominada por el tráfico y la violencia. En las semanas anteriores a la ocupación, una guerra no declarada se había librado en las calles de esta favelas, después de que varios narcos cambiasen de facción, abandonando el Comando Vermelho para abrazar el Terceiro Comando Puro.

La resistencia que oponen los narcotraficantes en algunas favelas a la entrada de Policía Militar, junto al asesinado en serie de varios agentes de la UPP, muestran una voluntad de boicotear el cada vez más frágil proceso de pacificación. Lo que me pregunto es por qué todo esto acontece ahora, cinco años y medio después de que la pacificación empezara en la favela de Santa Marta.

¿Por qué no se produjeron antes estos tiroteos? Es algo que nunca he entendido y que algunos explican con supuestos pactos secretos entre la Policía, el Gobierno local y lo narcotraficantes. “De hecho, si te fijas, sólo han pacificados favelas dominadas por el Comando Vermelho. Las que están controladas por el TCP (Terceiro Comando Puro) se han librado”, apunta un empleado del equipo de Gobierno, del que no se puede revelar el nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s