El hostel de Gilson

IMG_0280

Santa Marta por fin. ¡Cuántos recuerdos! ¡Qué alegría volver!

IMG_0219

Ha habido muchos cambios en estos ocho meses. Lo primero que me llama la atención es que hay muchas más casas pintadas: un mar de color invade el morro. “Son más de 200”, asegura Gilson.

IMG_0282

Lo segundo que suscita mi curiosidad es lo desangelado que está el punto de información turística. “El Ayuntamiento no ha renovado el programa de turismo sostenible. Sólo queda un becario. Y eso se nota, porque no hay personal especializado con idiomas ofreciendo visitas guiadas a lo turistas. Ahora los guías de la favela nos tenemos que buscar la vida como sea”, explica Gilson mientras esperamos el bondinho.

IMG_0206

IMG_0212

Su forma de capear el temporal se llama Hostel Favela Santa Marta – Casa de los Relojes. Ha convertido su propia casa en un hostel lleno de literas y de sábanas coloridas. Incluso el cuarto donde yo viví el año pasado es parte del hostel ahora. “Tú has sido mi primera huésped. ¿Cómo olvidarlo?”, bromea Gilson.
http://historiasdelapacificacion.com/2013/02/28/otro-angel-llamado-gilson/

IMG_0232

IMG_0228

El año pasado se cayó el árbol al lado de la terraza de Gilson. Fue un milagro que no matase a nadie. Y sorpresa sorpresa, ha aparecido el Pão de Açúcar en el horizonte: una bonita vista que seguramente agradará a sus futuros clientes.

IMG_0254

IMG_0251

La sala de los relojes de Maria Helena es sin duda un gran atractivo. Reconozco un par de relojes que he mandado a la madre de Gilson a lo largo de este año. De repente reparo en un detalle: con tanto reloj, es difícil saber qué hora es. ¿Cuál de ellos tendrá la hora exacta?

IMG_0265

IMG_0266

IMG_0267

El hermano de Gilson le ha ayudado con la obra. Vera, mi vecina nordestina, se ha mudado con su familia a una casa cercana. Está estudiando y trabajando, con lo cual imposible pasar a darle un beso. La madre de Gilson tampoco está, callejera como siempre.
http://historiasdelapacificacion.com/2013/03/07/mis-vecinos/

IMG_0243

IMG_0246

Aunque Gilson todavía no ha inaugurado el hostel, ya ha tenido unas cuantas visitas. El día de su cumpleaños conozco a sus huéspedes, dos estudiantes francesas y dos holandesas que viven en Curitiba. Gilson cuenta que han vuelto entusiasmadas con la experiencia en la favela.

IMG_0277

El sábado pasado, un gallo saltarín causó un corto circuito en toda la favela y lo peor, la casa de al lado de Gilson comenzó a arder. Gilson y su hermano se lanzaron a la terraza de los vecinos para apagar el incendio. “Les expliqué a las chicas que iba a ser más rápido que esperar a que llegasen los bomberos. Casi me intoxico con tanto humo”, dice Gilson.

IMG_0257

En el hostel va a trabajar toda su familia. Habrá mucho que hacer: gestionar las reservas, preparar el desayuno, recoger los cuartos… Gilson que es un empresario ya tiene la vista puesta en el Mundial. “Ahora estoy cobrando 50 reais la noche (unos 15 euros), pero durante el Mundial va a ser el doble”, asegura.

IMG_0256

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s