Después de Copacabana, arde el Alemão

Foto: redes sociales

Foto: redes sociales

Todo empezó el lunes por la noche cuando una señora de 72 años fue alcanzada por una bala durante un tiroteo entre narcos y Policía en Nova Brasilia. Arlinda Bezerra das Chagas recibió un disparo en la barriga y falleció poco después. Como viene siendo habitual, en las redes sociales se culpó a la UPP, mientras ninguna fuente oficial se encargó de confirmar o desmentir esta acusación.

En pocos minutos hubo una protesta en la calle de Itararé, en el Complexo do Alemão. Varios autobuses fueron quemados y se repitieron las mismas escenas de guerrilla urbana, que se han convertido en una macabra costumbre en Rio de Janeiro. Un grupo de vándalos destrozó el centro de salud de la favela. Periódicos locales como O Dia mostraban en sus ediciones digitales los destrozos.

bus incendiado

Foto: redes sociales

Lo que más me llama la atención es que la que la TV de la Globo en su cobertura se refiere constantemente a los autores de las protestas como a los ‘bandidos’. Eso me obliga a plantearme unas cuantas preguntas. ¿Quiere decir la principal TV de Brasil que los narcotraficantes están detrás de estas protestas aparentemente espontáneas? ¿O están criminalizando una población cansada de que maten a su gente a tiro limpio, metiendo a todo el mundo en el mismo saco? ¿Eran moradores o traficantes los que estaban quemando autobuses y destrozando el centro de salud? ¿O a lo mejor miembros de los grupos radicales que están en contra de las UPP?

Las imágenes por sí solas no ofrecen ninguna explicación. Por ello recurro al chat de grupo con mis amigos del Alemão. Les explico mis dudas y pregunto: ¿quién estaba detrás de los destrozos de ayer?

Foto: Edson Silva

Foto: Edson Silva

Acude a mi llamada Leandro, un fotógrafo que vive en el barrio de Penha, y que se declara amante de esta favela y de su gente. “Valeria, los moradores no queman los autobuses. Mira la cantidad de personas que viven en las comunidades (millones) y los que salen a destrozar un centro de salud. No sé si esta gente representa al pueblo. Por otra parte, si a las personas realmente les importara la muerte de otros, no serían tolerantes con los bandidos. Porque quien ostenta un fusil, una pistola o una ametralladora (símbolos bélicos de guerra que arrebatan vidas) no puede compartir el mismo espacio con personas que tanto aprecian la vida, desfilando junto a personas, muchas de las que hoy se quejan de la pacificación”.

Foto: Edson Silva

Foto: Edson Silva

Hay quien dice que se siente inseguro, en el medio de una guerra civil. Leandro lo tiene claro: las cosas no mejorarían si la Policía Pacificadora saliese de las favelas. “Las personas se quedan sentadas reclamando del Estado y usan ese argumento como una disculpa para su inutilidad. Se vuelven bandidos con la excusa de que son víctimas de la sociedad. Todos dependemos del Estado, pero nadie aquí deja de ser un ciudadano digno de reconocimiento por causa de ello. Hay personas que disfrutan con estos tumultos, les gusta la adrenalina del vandalismo. Hay también los que fueron víctimas de la violencia policial y están cabreados, con toda la razón. Y hay personas sin criterio, unos mandados, que ven personas que dicen en Facebook que hay que destrozarlo todo y salen de su casa para eso. Fomentan el odio en las redes sociales, no tienen ni idea de los que es la sociedad y ni saben por qué luchan. Se dicen activistas, pero no saben estar en sociedad. Todo el mundo tiene derecho a manifestarse, pero si destrozas un hospital, que ya funcionaba mal de por sí, te conviertes en un vándalo. Y después no vale quejarse de que no hay médicos ni profesores. Obvio que no puede haber. Todo el mundo se muere de miedo, nadie quieren trabajar en estas favelas”.

Foto: redes sociales

Foto: redes sociales

Por lo pronto, ayer 15.000 alumnos se quedaron sin clases. “La culpa no es de la Policía. En este caso, la culpa es del pueblo. Lo que precisa una pacificación es la mentalidad de la gente”, concluye Leandro.

Su razonamiento no aclara mis dudas, pero al menos ofrece una visión diferente de las cosas. Siento mucha manipulación estos días: tanto desde los medios de comunicación, que tachan a todos los manifestantes de “bandidos”, como en una parte de las redes sociales, donde el odio y el rechazo hacia la UPP es cada vez más fuerte. En estas condiciones es muy complejo trazar un mapa fidedigno de la realidad.

Anuncios

El tercer cumpleaños del Fotoclube do Alemão

IMG_0100

Por fin el sábado pasado conseguí ir al Alemão. Mis amigos del Fotoclube habían organizado un churrasco en casa de Babá, uno de los miembros. Y allí pude reencontrarme con algunos de ellos, a pesar de que el BOPE, el cuerpo especial de asalto de la Policía Militar, hubiese entrado el día anterior en la favela con el objetivo de espantar a los narcos asesinos de policías.

IMG_0071

IMG_0080

Babá, el rey del churrasco

Babá, el rey del churrasco

Era un día especial porque el Fotoclube cumplía tres años. Un periodo mágico que ha conseguido profesionalizar a muchos de sus miembros, que hoy trabajan en bodas, fiestas y eventos hasta en las zonas más chic de Rio de Janeiro.
http://historiasdelapacificacion.com/2013/03/11/el-fotoclube-do-alemao/

IMG_0103

Dos helicópteros sobrevuelan la zona a lo largo de toda la tarde.
TAC TAC TAC TAC TAC.

IMG_0087

Le pregunto a Dhani Borges, el fundador, si los tiroteos en el Alemão y la amenaza de una segunda ocupación han influido en la baja actividad del Fotoclube en los últimos tiempos. “En realidad, lo raro es que durante dos años hayamos conseguido salir todos los sábados para hacer fotos y que el grupo se haya mantenido unido durante tanto tiempo”, reflexiona Dhani.

Dhani Borges y Bruno Itán, fundadores del Fotoclube do Alemão

Dhani Borges y Bruno Itán, fundadores del Fotoclube do Alemão

IMG_0156

Tiago, uno de los miembros del Fotoclube

“Gracias a Dios, todos tenemos muchísimo trabajo ahora, y en parte eso ha surgido a raíz del Fotoclube, de las actividades y exposiciones que hemos hecho a lo largo de tres años. Muchos fines de semanas estamos trabajando, es imposible mantener el ritmo de una salida por semana”, añade Dhani.

Dhani Borges retrata a Babá, dueño de la casa y miembro del Fotoclube do Alemão

Dhani Borges retrata a Babá, dueño de la casa y miembro del Fotoclube do Alemão

El Fotoclube do Alemão fue un pilar importante del trabajo de fotografía participativa que realicé el año pasado en Santa Marta y el Complexo do Alemão. Gracias a las fotos de varios de sus miembros – Dhani, Bruno, Alexandre, Lelê, João y Tiago – y a las participación de Gilson Fumaça y Salete Martins, de Santa Marta, y de Luiz Baltar, fue posible llevar a cabo una exposición sobre la pacificación vista por sus propios moradores.
http://www.casamerica.es/exposiciones/historias-de-la-pacificacion-en-brasil
Después de estar en diciembre y enero en la Casa de América de Madrid, la exposición va a ser inaugurada en el Centro de Estudios Brasileños (CEB) de Salamanca. Será la semana que viene.

20140317_163843

‘Historias de la Pacificación’, en Salamanca

20140317_163910

‘Historias de la Pacificación’, en Salamanca

20140317_163859

‘Historias de la Pacificación’, en Salamanca

Fue muy bonito reencontrarme con Alexandre Correa y recordar nuestras aventuras en Madrid. Me encanta haber conseguido crear un dialogo entre dos países que amo: Brasil y España.

IMG_0154

Sólo espero poder seguir saliendo con el Fotoclube y que el éxito profesional de sus miembros, del que me alegro por supuesto, no impida que podamos disfrutar de los morros del Alemão por lo menos una vez por mes.

Churrasco Alemao2

Guerra en el Alemão

_DSC3626

“Está tenso”. “Barra pesada”. “Mejor no aparezcas por aquí”
Desde que he llegado a Rio de Janeiro, hace casi tres semanas, mis amigos del Complexo do Alemão no paran de avisarme de que el horno no está para bollos. Hasta algunos miembros del Fotoclube do Alemão han tenido problemas y han sido increpados durantes sus actividades.
http://historiasdelapacificacion.com/2013/03/11/el-fotoclube-do-alemao/
Me tienen prohibido ir a verles. Aseguran que mejor espero a que se tranquilice la cosa.

_DSC3168

La situación precipitó el 6 de marzo, cuando un agente de la UPP fue asesinado, supuestamente por un grupo de narcotraficantes que quieren desafiar el proyecto de pacificación en el Complexo. Unos días antes, otro agente había sido disparado en el rostro y terminó muriendo esta misma semana.

Son ya 10 los policías fallecidos desde el inicio de la pacificación, a principios de 2008. Pero ojo: los ataques contra las UPPs empezaron en 2012 y se intensificaron el año pasado.

Hay quien cree que el proceso de pacificación está en entredicho y que los narcos se están reorganizando para recuperar el control armado del que fue el bastión del Comando Vermelho. El Mundial representa una posibilidad sin precedentes de hacer caja con la venta de cocaína. No es moco de pavo para un  grupo de criminales que siguen controlando el narcotráfico desde la cárcel.

Captura de pantalla 2014-03-10 a las 03.23.12

Quizás por eso el lunes O Globo, el periódico más leído en Rio, abría con la noticia de que el Alemão podría ser ocupado de nuevo y que hay 600 hombres de la Policía, el Ejército y la Marina listos para actuar. Un claro aviso del secretario de Seguridad Pública, José Mariano Beltrame, para los que auguran el hundimiento del ambicioso proyecto de pacificación, que en el Alemão llevó a la construcción de un teleférico convertido en rentable atracción turística para cariocas y turistas.
http://historiasdelapacificacion.com/2013/05/16/los-sabados-en-el-alemao/

El 10 de marzo, la UPP respondió al asesinado del agente con la detención de ocho personas en el Alemão. Entre ellos, un empleado de seguridad del Teleférico, que supuestamente se habría dedicado a informar a los bandidos sobre los movimientos de los policías destacados en esta macro-favela.

Alemao protesto

Hoy, 11 de marzo, se ha montado gorda. Los moradores del Alemão han salido a protestar contra unas detenciones que consideran injustas, y ha habido cargas policiales. Incluso se han escuchado tiros.
Este vídeo resume bastante bien la atmósfera bélica que se vivía esta tarde en Grota.
https://www.youtube.com/watch?v=nBGhKGAVJ3E

Y mientras Twitter reflejaba el mal estar de los habitantes con comentarios del tipo “Es así que funciona, sin ningún motivo ataques y bombas contra los moradores”, mis amigos seguían la actualidad a través de la tele y las redes sociales, sin atreverse a salir de casa.

Foto: Bruno Itan

Foto: Bruno Itan

Noto que algunos incluso evitan comentar los hechos en sus muros del Facebook, imagino que para evitar represalias. Los que lo hacen, se limitan a escueta descripciones de lo que están viendo.

Lejos de esta tendencia, Raull Santiago resumía así la situación en su muro: “Tengo información de que siete personas han sido alcanzadas por balas de goma. El caos continúa, LA FAVELA ESTÁ CANSADA. Basta de tanta publicidad falsa, basta de tanta arbitrariedad y cobardía. ¡EL PUEBLO HA SALIDO A LA CALLE PARA DECIR BASTA YA!”.

O Globo informaba anoche de que un grupo de bandidos disparó a policías de la UPP después de concluir la manifestación que, remarcaban algunos moradores en Twitter, fue una protesta pacífica, injustamente reprimida por las fuerzas del orden.

Conclusión: no sé cuando podré volver al Alemão, pero está claro que nos esperan meses agitados en la Cidade Maravilhosa.

El epílogo de la telenovela

Foto: Renato Moura, 'Voz da comunidade'

Foto: Renato Moura, ‘Voz da comunidade’

Los cariocas llevan meses pegados a la pantalla de la tele, enloquecidos con la telenovela ‘Salve Jorge’, que cuenta las aventuras de un grupo de chicas brasileñas que caen en una red de prostitución en Turquía.

salvejorge5

Foto: Renato Moura, ‘Voz da comunidade’

La novedad absoluta es que parte de la telenovela ha sido grabada en el Complexo do Alemão y muchas personas han conocido cómo es por dentro la que fue la favela más peligrosa de Rio, o incluso han ido a darse una vuelta en el teleférico sólo después de verlo en la pequeña pantalla.

Foto: Renato Moura, 'Voz da comunidade'

Foto: Renato Moura, ‘Voz da comunidade’

Ya conté que en el Alemão muchas personas se jactan de que su terraza fue usada como plató de televisión. Desde hace un par de días, pude seguir desde el Facebook los últimos días de rodaje. Renato Moura, fotógrafo de la ‘Voz da Comunidade’ e miembro del Fotoclube do Alemão, retrató a los actores en sus últimas escenas.
http://extra.globo.com/tv-e-lazer/telinha/salve-jorge-elenco-chora-no-ultimo-dia-de-gravacao-no-alemao-veja-as-fotos-8402075.html

945242_522995051097994_1785144792_n

Hasta Rene, el fundador de la ‘Voz da Comunidade’, ha tenido una pequeña participación en el último capítulo de la telenovela.
http://oglobo.globo.com/rio/a-voz-jovem-conectada-da-comunidade-do-complexo-do-alemao-8365592

El jueves, en la fila del bondinho de Santa Marta, muchos veían el anteúltimo capítulo en streaming  desde sus móviles. Anoche la mayoría de los bares y restaurantes tenían la telenovela puesta, como si fuese la final del Mundial.

salvejorge6

Foto: Renato Moura, ‘Voz da comunidade’

Mientras, las redes sociales se deshacían en comentarios. “Acabó la telenovela, pero sigue la farra con una pizza de chocolate”. “Pésimo final, Theo no ha llegado a saber que Erica perdió el bebé”. “Así no es: este final sin pagode en la terraza, ¡lo veto!”.

Foto: Renato Moura, 'Voz da comunidade'

Foto: Renato Moura, ‘Voz da comunidade’

El más crítico, sin duda, es éste: “Me acuerdo de una música de Leci Brandão, interpretada por el grupo Revelação. Dice así: ‘E na hora que a televisão brasileira destrói toda gente com sua novela. É que o Zé bota a boca no mundo ele faz um discurso profundo, ele quer ver o bem da favela’. Rede Globo, el cáncer de Brasil”. Y concluye: “Y ahora el Complexo do Alemão regresa a su realidad: UPP, opresión, desalojos, basura, escombros”.

La canción se llama ‘Zé do Caroço’ y aquí está la versión de Seu Jorge:
https://www.youtube.com/watch?v=on6KBN7x3IM

Un joven reportero en el Alemão

_DSC3630

Luciano Daniel, un joven reportero del Alemão

Hubo un tiempo en el que los narcotraficantes eran los únicos modelos para los jóvenes de las favelas en guerra. Hoy, en tiempo de paz, los adolescentes juegan a ser reporteros, gracias a las nuevas tecnologías y al trabajo de Rene Silva, un joven periodista de 20 años que comenzó a hacer un periódico en el Alemão con tan sólo 11 años. Él era el editor, redactor y fotógrafo de la ‘Voz da Comunidade’, una publicación que hacía en el colegio y que distribuía en fotocopias a los habitantes de su comunidad. Eso mucho antes de la pacificación.

Rene Silva, el fundador de la 'Voz da Comunidade' ha sido entrevistado muchas veces por el diario O Globo

Rene Silva, fundador de la ‘Voz da Comunidade’, ha sido entrevistado muchas veces por el diario O Globo

Cuando el BOPE, el batallón especial de la Policía Militar, entró en el Alemão para acabar con el control del Comando Vermelho sobre el territorio, Rene comenzó a tuitear en directo todo lo que estaba aconteciendo en la que fue considerada la favela más peligrosa de Rio. Era el 29 de noviembre de 2010. El 30 de noviembre, su cuenta había pasado de 700 a 15.000 seguidores.

Hoy Rene es una de las voces de las favelas más escuchadas en todo Brasil. Da conferencias en Nueva York, lleva la antorcha olímpica en Londres, asesora la TV Globo para el guión de la telenovela ‘Salve Jorge’, que se desarrolla en el Alemão, y continua haciendo su periódico online, ahora con 20 colaboradores.
http://www.vozdascomunidades.com.br/

_DSC3442

_DSC3528

Uno de ellos es Luciano Daniel, un adolescente de 14 años que organiza actividades infantiles para los niños del ‘morro’ en las estaciones del teleférico.

_DSC3601

_DSC3279

_DSC3269

Luciano es colaborador de la ‘Voz da Comunidade’, pero de lo que más se enorgullece es de tener su propio ‘telediario’, como él lo llama. Lo hace con una pequeña cámara que le ha regalado su madre, desde el ordenador de su casa. En realidad, se trata de una página de Facebook en la que publica ipso facto todas las fotos y los videos que graba con su cámara.
https://www.facebook.com/luciano.daniel.9041

Luciano Daniel junto a su equipo de reporteros

Luciano Daniel junto a su equipo de reporteros

Luciano ha convertido a su hermana de 11 años y a su amigo Guilherme en reporteros. Con ellos graba videos para denunciar los problemas del ‘morro’: basura acumulada, obras inacabadas, la presencia de escombros de las casas demolidas para ensanchar una calle que nunca fue ensanchada…
https://www.facebook.com/photo.php?v=125973030934466&set=vb.100005653090385&type=3&theater

_DSC3429

_DSC3486

Muchas veces, cuando se equivocan en las entradillas, pierde la paciencia y se convierte en reportero. Entonces deja la cámara a uno de ellos y repite con seguridad la frase que quiere grabar: “Aquí en el Alemão hay mucha basura…”. Asegura que no sabe si de mayor quiere ser periodista, pero se lo pasa muy bien haciendo su mini telediario.

_DSC3449

A Luciano todavía le falta para ser un verdadero periodista: necesita más paciencia, rigor y método. Pero es un adolescente que apunta maneras y sobre todo, representa un nuevo patrón dentro de la favela. Su héroe es Rene el tuitero, Rene el comunicador, Rene el reportero, Rene el editor. Hace tiempo que el bandido héroe ha pasado a la historia. El caso de Luciano es una demostración de que los buenos ejemplos cunden.

_DSC3694

Desde la cocina, la abuela de Luciano Daniel se muestra bastante escéptica con la pacificación. Recuerda con tristeza la época de la ocupación militar, cuando el Ejército fue encargado de preparar el terreno para la llegada de la UPP, la Policía Pacificadora. “Los soldados daban muchos problemas, se metían con las niñas y las jóvenes, incluso si estaban con sus novios. Si el novio iba a reclamar, le pegaban. Eso le pasó a un sobrino mío”, cuenta en un susurro. Para ella, la pacificación no ha traído grandes beneficios. “Acabaron con los bailes funk en la calle, que nos daban alegría y bastante dinero, porque yo tenía un quiosco en la calle principal y era un ir y venir de gente toda la noche”.

_DSC3750

_DSC3760

Su quiosco fue expropiado para realizar las obras del PAC, el programa de urbanización en la favela. Le ofrecieron 7.000 reales, pero a base de resistirse consiguió arañar hasta 23.000. “La UPP está acabando con todo, incluso quieren que los niños no salgan de casa después de las 21 horas, cuando de toda la vida han jugado en la calle, sin miedo de nada. Antes había tiroteos, es verdad, pero había también mucha seguridad porque los narcotraficantes no permitían robos. Ahora roban mucho en las casas y todo el mundo está preocupado con ese tema. La gente ha empezado a cerrar la puerta con llave, cosas que no se había visto nunca por aquí. No sé, no tengo muy claro que la pacificación nos estén beneficiando”, añade.

_DSC3764

Los sábados en el Alemão

_DSC3230

Todos los sábados, de un tiempo a esta parte, hay actividades lúdicas en las seis estaciones del teleférico del Complexo do Alemão: mini competiciones de la batalla del Passinho, venta de comida, tiendas e incluso, para horrorizar a los más críticos, acciones de la propaganda de la UPP (la Policía Pacificadora), que homenajea a los moradores con calendarios y otros objetos publicitarios. El nombre de este evento es ‘Estações culturais’.

_DSC3227

_DSC3140

_DSC3168

Por mucho ambiente festivo que haya, los fusiles no desaparecen…

En la estación de Bonsucesso, Lucia Cabral, una conocida activista del Morro dos Mineros que se ocupa de salud y educación en el Complexo do Alemão a través de su ONG Educap, ha organizado una exposición de fotografía junto a un profesor portugués, Bernardino Silva.

_DSC3047

_DSC3065

Es un proyecto que viene de lejos. ‘Um olhar a revelar’ nació durante el ‘Rio + 20’, la conferencia de la ONU sobre desarrollo sostenible, en 2012. Bernardino conoció a Lucia e decidió proponerle un proyecto: entregar cámaras desechables a un grupo de niños y dar una pequeña clase de foto.

_DSC3059

_DSC3121

El resultado puede verse en esta exposición en la estación del teleférico. Otra demostración de que cómo la fotografía puede ser usada para integrar.

_DSC3117

Algunos moradores critican el teleférico como una infraestructura turística que sólo fue hecha para agradar a los turistas y que poco resuelve para su movilidad. De hecho, sólo el 11% de los habitantes lo usan a diario, es decir, unas 10.000 personas.

_DSC3541

De cualquier forma, esta imagen festiva en el Complexo do Alemão habría sido impensable hace tan sólo dos años, cuando las favelas de esta región en el norte de la ciudad estaban heridas a diario por las balas de los narcotraficantes y los policías de asalto.

_DSC3236

_DSC3218

_DSC3209

_DSC3171

Con sus 3,5 kilómetros de longitud y sus 152 góndolas, el teleférico del Alemão es una de las obras públicas más llamativa de Rio. Su construcción costó 210 millones de reales (unos 80 millones de euros) y su manutención, dos millones de reales por mes (770.000 euros).

_DSC3680

Debido a estos costes tan elevados, desde el 26 de abril el billete ha pasado a costar de uno a 5 reales (2 euros) para todos los que vienen de fuera. Los moradores seguirán teniendo derecho a dos viajes gratis al día; pasado este límite, pagarán un real.

_DSC3626

Eso sí, es un modelo a repetir. También en la Rocinha, la mayor favela de América Latina, se implantará un teleférico. Tendrá 2.500 metros de longitud y debería estar listo en 2018.

_DSC3578

Y hablando de historias de superación…

_DSC0439

Cuanto más conozco a Bruno Itan, más me gusta. Una mezcla de cariño y admiración se apodera de mí.
https://historiasdelapacificacion.wordpress.com/2013/03/22/el-fotografo-del-gobernador/

_DSC0483

El otro día estaba contando su historia a unos fotógrafos cariocas que se habían unido al Fotoclub.

–       Cuando descubrí que quería ser fotógrafo, me pasé siete meses lavando coches para ahorrar. Así compré mi primera cámara. El hombre que me daba trabajo no entendía mi empeño en lavar tantos coches. Y mira…

–       Bruno, me ha contado un tipo en el teleférico que tu historia ha inspirado a un personaje de Salve Jorge [n.d.r.: la telenovela del momento, la primera que se desarrolla en el Alemão].

–       ¿Quién te lo ha dicho?

–       Un tipo en el teleférico. Dice que no te conoce personalmente, pero que todo el mundo en el Alemão conoce tu trayectoria.

–       (Sonríe).

_DSC0443

–       Pero, ¿es verdad?

–       Claro que es verdad. El fotógrafo de Salve Jorge está basado en mi historia. Los guionistas se pusieron en contacto conmigo, he estado incluso en los rodajes.

–       ¿Estarás orgulloso?

–       Si te soy sincero, me llena más de orgullo lo que pasó el otro día. Un chaval se me acercó y me dijo que quiere ser fotógrafo, quiere hacer lo mismo que yo. Me emocioné muchísimo.

_DSC0549

Nadie en el Fotoclub olvida que todo eso es fruto del trabajo silencioso y constante de Dhani Borges, el fotógrafo discreto que dedica horas de forma altruista y gratuita a la formación fotográfica de estos chavales sin buscar ningún tipo de protagonismo. Un gran tipo que vale la pena.

Dhani Borges, retratado por Ana Nasser

Dhani Borges, retratado por Ana Nasser

Por fin, de nuevo en el Morro do Alemão

_DSC0562

Tenía tres semanas sin volver al Morro do Alemão. Entre la Semana Santa y otras cosas, no había vuelto a salir con los amigos del grupo del Fotoclub.

_DSC0526

Entre tanto, había habido otro tiroteo, mucho más leve que el anterior, el 25 de marzo.
https://historiasdelapacificacion.wordpress.com/2013/03/27/tiroteo-en-el-alemao/
Esta vez, la prensa ni recogió la noticia.

_DSC0475

_DSC0347

–       ¿Cuándo ocurrió?

–       Anoche. Fue un susto de nada. Unos poco tiros, aquí estamos acostumbrados.

El Complexo do Alemão está pacificado desde 2010, pero el narcotráfico continua fuerte y los tiroteos aún están al orden del día.

_DSC0510

_DSC0485

El sábado pasado, decidieron dar una vuelta por una zona del asfalto que une dos ‘morros’ del Complexo. Pensé que no sería muy interesante, pero olvidaba que estamos hablando del Alemão.

_DSC0449

Había una multitud de niños parados en una escalera. Pensé que querían ser retratados por los fotógrafos del Fotoclub. Mi sorpresa fue tamaña cuando vi lo que había en la escalera: un caballo muerto.

_DSC0460

_DSC0461

–       ¿Cómo ha ido a parar este caballo aquí?

–       Está durmiendo.

–       No, está muerto.

–       (Risas). Sí, decidió morirse en la escalera.

–       Pero ¿qué pasó?

–       No sabemos. Dicen que un coche le atropelló en la carretera, huyó herido y cayó aquí.

_DSC0467

Y tan a gusto se quedaron los niños, alrededor del caballo, jugando y saltando encima del cadáver, esperando que llegase el camión para retirarlo.

Los amigos del Fotoclube do Alemão

Los amigos del Fotoclube do Alemão

Tiroteo en el Alemão

face alemao face alemao 2

“Me quedé tumbado en el suelo, porque los tiros eran jodidos”. “Están pegando muchos tiros en el Complexo do Alemão ahora mismo”. “Estos tiros y la elección del Papa, en el Vaticano sueltan una fumata, aquí sueltan tiros”.
Anoche el muro de mi Facebook se llenó de mensajes estremecedores. Desde que he entrado en contacto con el Fotoclube do Alemão, me entero en tiempo real de lo que pasa en este conjunto de favelas más o menos pacificadas.

_DSC6927

El diario O Globo daba hoy los detalles del tiroteo que enfrentó durante media hora bandidos y policías.
http://oglobo.globo.com/rio/apos-ataque-contra-bases-da-upp-complexo-do-alemao-amanhece-com-policiamento-reforcado-7945352

No hay heridos ni detenidos, pero varias zonas quedaron sin electricidad. Según fuentes de la Policía Militar, los traficantes atacaron dos centrales de la UPP (Unidad de la Policía Pacificadora) tras realizarse nueves detenciones este mes. “Aquí siempre hay tiros, casi todos los días. Pero hoy fue una cosa fuera de lo común. Tuve que empujar a mi hija debajo de la cama, fue sobrecogedor”, contó a un diario carioca un morador, sin querer identificarse. Hasta el servicio del teleférico fue interrumpido y fue necesaria la intervención del BOPE.

Es curioso que este enfrentamiento armado se produce tan sólo un día después de la publicación de los datos oficiales sobre la disminución de tiroteos en las zonas pacificadas.
http://oglobo.globo.com/rio/apos-instalacao-das-upps-predios-voltam-abrir-as-janelas-7930859

Los datos, facilitados por el secretario de Seguridad, José Mariano Beltrame, el padre de la pacificación, revelan que la Policía de Rio de Janeiro disparó 100.430 balas menos desde que el proceso de pacificación comenzó, hace cuatro años. En 2010, antes de la ocupación del Complexo do Alemão, fueron registrados 23.335 disparos realizados con armas de la Policía Militar. Un año después, ya se hacía notar el resultado del proceso de la reapropiación del territorio por parte del Estado: la Policía Militar usó tan sólo 4.244 balas. Y en 2012, la caída continuó: fueron disparados 2.395 tiros.

_DSC8885

También el número de víctimas por balas perdidas descendió: 181 en 2008 frente a los 35 de 2012. El resultado es que en muchos barrios de Rio, la gente ha vuelto a abrir las ventanas.

_DSC8754

Maria Estela vivía en el Condominio del Miedo, en Copacabana. A finales de la década de los 80, un tiro de un fusil AR-15 atravesó el aire acondicionado y alcanzó su hija Heloísa, que entonces tenía 16 años. En aquella época, la guerra del tráfico de drogas se desarrollaba a 500 metros de su casa, en las favelas de Tabajaras y en el Morro dos Cabritos.

_DSC8779

“Después de lo ocurrido, decidí tapar todos los agujeros y blindar las paredes”, cuenta Maria Estela al diario O Globo. “Me moría de miedo de que algo pudiese acontecer otra vez. Sin embargo hoy la vida sigue. Retiré todas las protecciones en cuanto la UPP llegó. Actualmente, vivo con la ventana abierta. Hay paz, una tranquilidad que no existía antes. Sólo temo que después de 2016, vuelva el narcotráfico en esta zona”, afirma Maria Estela.